Carlos Canales: “Mi respeto y tolerancia se ha interpretado como una debilidad” Destacado

Con más de 30 años en el mundo turístico, Carlos Canales, Jefe del Equipo Técnico de Turismo de Renovación Popular, es uno de los actores con mayor protagonismo del sector, quien ahora tiene la gran responsabilidad de trabajar en el Plan Técnico de Salvataje del Turismo para uno de los candidatos que viene creciendo en la intención de voto hacia la presidencia de la república.

Carlos, tu relación con el turismo es indiscutible, siendo tu formación distinta, ¿cómo “aterrizaste” en el sector?

Yo aterricé en este sector hace 32 años, cuando tuve la oportunidad de invertir y comprar una agencia de viajes, Tudor, que estaba asociada a la Asociación Peruana de Operadores de Turismo Receptivo e Interno, Apotur. Mi formación inicial, la abogacía, sin duda me guió en este nuevo camino, sin embargo, sentí la necesidad de llevar cursos estrictamente relacionados al turismo y a la administración de una agencia de viajes. Con ello, rápidamente me involucré en la dinámica de este sector y fui convocado como miembro del Directorio de APOTUR el año 1991. Una vez dentro del directorio, combine mis conocimientos legales, más lo aprendido dentro de la agencia, e identifique obstáculos, como la falta de herramientas de normatividad, para así buscar soluciones y potenciar el turismo dentro de nuestro país.

¿Por qué optaste por participar en espacios gremiales?

Bueno, yo me enamoré del turismo. A pesar que este nunca pudo superar mis ingresos como abogado, la pasión por el sector, me conquistó. Esto hizo que estudiara un posgrado en la Universidad del Pacifico sobre Dirección Estratégica en Turismo y Hotelería, y en la Universidad Alcalá de Henares (España) un posgrado de Dirección y Planeamiento en Turismo. Finalmente, acepté la invitación de parte de la EOI de Madrid y estudié Gerencia de Marketing Turístico. Por lo que mi formación jurídica, mis ganas de impulsar un sector que estaba destruido por el terrorismo y las maravillas naturales del Perú, me llevaron a asumir responsabilidades en espacios gremiales. Nuestro primer logro fue incluir al turismo en la Ley de Exportación de Servicios No Tradicionales, mi amiga Margarita Revilla (Solmartur) jugó un rol fundamental para este gran logro.

¿Cuáles fueron los beneficios de esa ley para el sector turismo?

Gracias a esa norma, logramos que el turismo sea considerado como una exportación de servicios. En base a esto, conseguimos que se declare inafecto del IGV los servicios turísticos, además de beneficios de Draw Back.

Y su participación en esta ley, ¿cuál fue?

Recibí el encargo de liderar y coordinar todo lo referido al aspecto legal en diferentes frentes, tales como el poder ejecutivo, legislativo entre otros.

Se comenta también, que usted es el responsable de la Ley que permitió la creación del Fondo de Promoción de nuestro país, ¿Cuál fue tu rol en ese logro?

Para muchos era frustrante asistir a las principales ferias internacionales de turismo, ver espectaculares participaciones de países vecinos, mientras que nosotros, a pesar de tener la gran oportunidad, gracias a nuestro bello Perú, no había nada similar que desarrolle e impulse el sector.

Como país, carecíamos de fondos para acciones de promoción importantes, y como Presidente de Canatur, al recoger la iniciativa de Ramiro Salas, viceministro de Turismo en el 2001, se organizó un grupo de trabajo que fue muy activo y dinámico revisando las experiencias de otros países e identificando el mejor modelo. Conseguimos convencer al presidente Toledo y bajo el liderazgo de Ramiro Salas y el exministro de Comercio Exterior y Turismo, Raúl Diez Canseco, por parte del sector público, así como Víctor Tamashiro, Adriana Carbonell (IATA) y Felipe Castro (Latam), juntos por nuestro sector, privados y públicos, como un solo equipo, logramos promulgar la Ley del Fondo para la Promoción y Desarrollo Turístico Nacional (2002). Gracias a esto, el turismo en nuestro país realmente se transformó.

¿Qué otras normas a favor del sector, aparte de la ley de exportación de servicios, ha liderado?

En el año 1996 con el presidente Fujimori logramos la Ley de Exoneración del IGV para los hoteles y en el 99 para los servicios turísticos, esto gracias a un trabajo en equipo, al lado de comprometidos colegas y empresarios, como Margarita Revilla, Heddy Vílchez, Paquita Peña, Tibisay Monsalve, Adriana Becerra, Carlos Zuñiga, Ricardo Bracale, Cesar Alcorta, Joe Koechlin, Víctor Tamashiro entre otros más.

Posteriormente en el año 2010, trabajamos con la Cámara de Comercio de Lima (CCL), por la nueva Ley de Exportación de Servicios, que fue el avance más grande al lograr una mayor competitividad a favor de nuestro sector.

En el 2019, logramos el Tax Free, para la devolución del impuesto para extranjeros, del cual solamente falta publicar el reglamento. En el mismo año, a favor de la seguridad del transporte turístico, logramos el Decreto Supremo 026-2019-MTC, la cual, por fin, implementa la nueva placa morada, exclusiva para los vehículos del sector turismo.

¿Cuál cree que es la fórmula para lograr todos estos aportes a favor del sector?

La única fórmula, que he conocido en mi vida y que me enseñaron en casa, es el trabajo en equipo, todos con un solo objetivo y llegar a la meta; el trabajo individual requiere más esfuerzo y más tiempo. Por tanto, es muy importante reconocer las habilidades, competencias y esfuerzos de cada integrante para amalgamarlos en un solo puño y todos ser ganadores.

Usted es una persona polémica en el sector, tiene un grupo que lo apoya, y tiene otro que lo critica, ¿por qué cree que es esto?

Para haber sido electo 6 veces presidente de Canatur y al tener una vida gremial de 25 años, se transmite claramente que cuento con un gran apoyo de los empresarios que han visto el trabajo real que hemos venido realizando en nuestras gestiones.

A nivel institucional, prácticamente logramos salvar a Canatur de la quiebra, tener una importante estabilidad económica, hasta ser propietarios de nuestro local institucional, además que la sociedad civil nos perciba como una actividad de importancia dentro de la identidad u economía nacional. Estos años, hemos logrado una conexión, una empatía con una gran cantidad de actores turísticos a nivel nacional, que sueñan como yo, y muchos más en un Perú turístico líder mundial.

Por otro lado, en el mismo camino, me he encontrado con personas que trabajan, piensan o actúan de una manera distinta, lo cual es normal salvo que prefieran privilegiar sus intereses particulares. Ello, en algunas ocasiones, ha generado anticuerpos o conceptos errados sobre mi persona, para algunos la mejor forma de defender es atacar. Tanto así, que, en algún momento, un medio digital aprovechó estas circunstancias para tratar de agrandar estas diferencias.

Sin embargo, mi balance al día de hoy es mucho más positivo que negativo. He conocido a muchas personas, hoy amigos realmente extraordinarios, con los cuales coincidimos en nuestra visión a favor del turismo peruano, cosa que para mí es invalorable.

Durante mucho tiempo, el director y propietario de un medio digital de turismo, tiene una línea hostil hacia usted, inclusive lo ataca con temas personales que podrían percibirse como calumnias y difamaciones ¿porque nunca ha existido una respuesta categórica de su parte hacia estas informaciones?

Mi respeto y tolerancia se ha interpretado como una debilidad, y durante años he permitido ataques, difamaciones, ofensas sin razón alguna. Tuve la esperanza de que este actuar lleno de ensañamiento, estas agresiones carentes de sustento, exageradas, desproporcionadas y sobre todo repetidas, concluyan por inconsistentes y que se informe con la verdad, pero eso nunca pasó. Por el buen nombre de mis hijos, de mi familia, por la imagen del gremio que represento, eso ya se acabó. Yo ya no voy a permitir a mis 59 años que, de manera deliberada, y con el único propósito de dañar mi imagen se afecte mi dignidad, mi honor y reputación, solo puedo decirte que la libertad de opinión se acaba cuándo intentas de manera sistemática menoscabar el honor y manchar el apellido de un ser humano.

Durante los últimos meses, en razón a ser el principal representante del sector privado de turismo, ¿cuáles han sido sus acciones a favor del sector en este escenario de pandemia?

El cargo que represento, como el consejo directivo, los gremios nacionales y las cámaras regionales han permitido que lidere la voz del sector empresarial ante el gobierno. Durante las gestiones del ministro Édgar Vásquez y la ministra Rocío Barrios trabajamos muy unidos por la correcta reapertura de las empresas turísticas, la elaboración de los protocolos, el reinicio de los vuelos nacionales y luego de los vuelos internacionales, habiendo sido la cara de los miles de empresarios y hemos expresado la desesperación y abandono del Turismo. En el frente institucional hemos desarrollado exitosamente 20 foros con diferentes temas de principal interés, para los actores del turismo, fortaleciendo las capacidades de nuestros empresarios y las propuestas de reactivación pospandemia.

El candidato RLA te ha invitado a ser el responsable de la generación del Plan de Emergencia para el Salvataje del Turismo Peruano, ¿cuáles serán las líneas base de ese plan?

Primero tengo que aclarar que conozco a RLA y soy amigo de él hace 25 años, es un empresario que conoce perfectamente la realidad de nuestro sector. Gracias a él, el Perú tiene productos y servicios turísticos de lujo. Además, conoce las necesidades de infraestructura, impulsa la sostenibilidad turística, y como visión de futuro, creo que es el único que podría ejecutar, en el más corto plazo y de manera eficiente, las principales medidas de reactivación e incluso tener la expectativa y la ilusión de llegar a los 10 millones de turistas en los próximos 5 años o por lo menos encaminada a cumplir con este sueño.

¿Cómo Carlos Canales va a lograr que el Perú reciba 10 millones de turistas al 2026?

Primero, tenemos que ser ambiciosos para esforzarnos con metas difíciles de cumplir por ello necesitamos urgentemente de quien llegue a la presidencia del país, un líder que asuma y se comprometa para hacer del turismo una política de Estado. Es decir, se necesita de un pacto social entre el gobierno y el turismo; creo yo, que Rafael López Aliaga lo haría de inmediato, ya que él es parte de la actividad.

Segundo, acciones normativas indispensables que deben aplicarse desde el 1 de agosto, específicamente evitar la pérdida de más empleos y de cierre de negocios. Para ello tenemos que tener un empresariado fuerte, sano y reactivado aplicando un paquete de medidas de salvataje y rescate con un conjunto de normas laborales, tributarias y financieras: exoneración de la Renta y reducción del IGV por 3 años a los servicios turísticos, flexibilidad laboral y línea de crédito a largo plazo, postergación por 12 meses de los impuestos municipales, relajamiento en la fiscalización de Sunat, Sunafil y municipios.

Tercero, el lanzamiento de una campaña de turismo interno impulsando la demanda por medio de líneas de crédito promocionales para financiamiento de paquetes nacionales y una supercampaña a partir del 2022 del turismo receptivo empezando por Latinoamérica y EEUU para luego Europa, Asia y Oceanía.

También, diversificando la oferta turística apoyada en la construcción de infraestructura para los medios de transporte y conectividad. Desarrollo con sostenibilidad es la hoja de ruta a seguir, siendo competitivo y fortaleciendo las competencias de nuestros valiosos recursos humanos, porque los actores más importantes del sector son los guías, los agentes de viajes, los porteadores, los mozos, los cocineros, los recepcionistas, todos los colaboradores del sector.

En los últimos días hemos contactado a algunas personas del sector para conocer más de Usted, la gran mayoría lo describe como una persona empática, cercana y bastante servicial ¿Cuál sería su compromiso con ellos, si en julio recibe la responsabilidad de salvar y reactivar el Turismo Peruano?

Hace muchos años mi sueño era ocupar el cargo de ministro de Estado, hoy mi sueño es recuperar los cientos de miles de trabajo, de recuperar y devolver la fe que sólo el Turismo salvará al Perú, de regresar lo más pronto a la nueva normalidad, caminar por la senda del crecimiento continuo basado en la sostenibilidad de nuestras riquezas naturales y culturales. Mi compromiso en Canatur termina el 2022, por ello sin importar donde este, no necesariamente en un ministerio, será siempre unir el sector público con el privado, evitar las diferencias y construir una visión compartida que nos conduzca al bienestar común de los actores del turismo del Perú.

Finalmente Dr. Canales, por todo lo que ha vivido, y teniendo tantas personas que lo conocen en el turismo, ¿Cómo le gustaría ser recordado por su tan querido sector?

Todavía hay mucho por hacer y no tengo todos los méritos para que se me recuerde de forma especial, cuando lleguemos a la meta de los 10 millones de turistas recién nos gustaría que me recuerden como una de las piezas del equipo que trabajó para dicho logro y seguramente nos propondremos otra meta ambiciosa de 15 millones de turistas para el siguiente quinquenio. Siempre he trabajado en equipo y eso es el turismo, trabajo de personas que sirven para atender a personas para complacer a nuestros visitantes y generar riqueza en beneficio de nuestras comunidades locales. El Perú es el país más rico del mundo, y debemos trabajar todos unidos para que el mensaje llegue a los peruanos y a todo el mundo.

Por: Carlos Bernuy
INFOTUR LATAM
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Jueves, 25 Marzo 2021 09:34
© 2017 Infotur Perú. Todos los Derechos Reservados por GLOBALTEX PUBLICIDAD SAC

Solución web por Pumahostweb